miércoles, 14 de agosto de 2019

Paella de espinacas y boquerones


En esta ocasión os traigo una versión del “arròs caldós” que preparamos en la Vila Joiosa, pero adaptado a conseguir un arroz seco, en paella.

Sin más paso a detallaros los ingredientes que necesitamos:

  • 500 gr de arroz bomba (si no es bomba, yo no cocino)
  • 500 gr de boquerones
  • 500 gr de calamares pequeños
  • 8 gambas rojas
  • 4 alcachofas pequeñas
  • 500 gr de espinacas
  • 1 pimiento rojo
  • 2 litros de caldo de pescado
  • Una cucharada de pimentón
  • Colorante alimentario
  • 200 ml de aceite de oliva virgen extra (a mí me lo consiguen de Tárbena, buenísimo)
  • 3 tomates pequeños o 2 grandes,
  • 100 gr de ajos tiernos


Detalle del arroz que suelo utilizar.
Primero he de decir que, para elaborar este arroz, he utilizado una paella de 50 cm. Considero que es el tamaño adecuado para la cantidad de arroz que voy a utilizar, pues nos gusta que las paellas salgan de un dedo de grosor.

Encendemos únicamente el fuego central del paellero, a medio gas y, para empezar, echamos el aceite a la paella, y cuando esté caliente, freímos ligeramente las gambas, para a continuación retirarlas. Con esto conseguimos aromatizar el resto de sofritos.


Continuamos con el pimiento rojo, y las alcachofas, por orden, y retirándolas cuando ya estén hechas.





Seguimos con los calamares, , con cuidado de no quemarnos, pues puede que salpique. A medio sofreír, añadimos los ajos tiernos, que habremos troceado en porciones de unos 2-3 cm. Cocinamos a conciencia, no queremos que los ajos queden tersos, sino que se deshagan en la boca. Seguidamente añadimos los tomates rayados, y dejamos reducir su agua has conseguir una especie de salsa en el que se integren todos los ingredientes.








A continuación, incorporaremos las espinacas. Cuando la echemos, abultará mucho, pero en 2 minutos, removiendo sin parar, se quedará reducido a la mínima expresión.



Por último, añadimos el arroz, junto con el pimentón y el colorante alimentario, que sofreiremos para conseguir ese color anacarado tan característico. Es en este instante en el que añadiremos el fumé, corregiremos de sal y subiremos el fuego al máximo.




Sólo nos queda repartir las alcachofas, los boquerones, a los que habremos abierto y retirado la espina, el pimiento y las gambas.



9 minutos a fuego fuerte, 5 minutos a fuego suave y un último minuto a fuego fuerte de nuevo para conseguir esa fina capa de “socarrat”.
Espero que os guste.









No hay comentarios:

Publicar un comentario