lunes, 19 de diciembre de 2016

Arroz caldoso - Arroz con espinacas



Arroces caldosos hay muchos, pero aquí en la Vila Joiosa, cuando hablamos de arroz caldoso, siempre es con espinacas. Se suele hacer con boquerones, pero admite diferentes pescados (pescadilla, pintarroja, salmonete...) 
En esta ocasión, y con el temporal que estamos sufriendo, he decidido encerrarme en casa, sacar del congelador un precioso pagel que tenía congelado de la semana pasada y preparar un buen plato, Y es que este arroz, además de bueno y saludable, reanima a un muerto.
Los ingredientes que necesitamos para dos personas son:

- Un pagel de 500 gr
- Media docena de galeras
- Medio pimiento rojo
- 2 alcachofas (eran pequñas).
- Un manojo de ajos tiernos
- Un manojo de espinacas
- Un tomate hermoso
- 200 gr de arroz
- Un cucharada de pimentón
- Colorante alimentario.



Preparación.
Limpiamos el pescado de tripas, escamas y agallas. Lo cortamos en porciones si fuese necesario y lo salamos, hacemos hincapié en el hueco que albergaba las tripas. Hacemos lo propio con las galeras.

Enharinamos sólo el pescado (las galeras no), y, en el "perol" que vamos a hacer el arroz, lo pasamos por el aceite. No hace falta hacerlo mucho, porque luego cocerá en el caldo (y además, se queda seco). Reservamos.



Ahora lo único que debemos hacer es ir añadiendo el resto de ingredientes, teniendo en cuenta que al final todo deberá acabar de sofreírse a la vez.
Empezamos con el pimiento, que habremos cortado en trozos de unos 3 cm.

Continuamos con la alcachofa, a la que le habremos quitado las hojas externas y cortado en 4 trozos (si fueran más grande, igual la hubiera cortado en más trozos).


Seguimos con los ajos tiernos, que habremos limpiado de raíces y hojas externas. Los cortamos en trozos de 3 o 4 cm.


El tomate lo pelamos, y cortamos en trozos no muy grandes. Lo metemos y vamos jugando con él hasta conseguir que se deshaga.



Cuando hayamos conseguido algo parecido a una salsa (ver imagen anterior), añadimos las espinacas, que, a pesar de aparentar mucho, se quedan en nada.




Una vez las espinacas hayan soltado toda el agua, añadimos el arroz, el pimentón y el colorante alimentario. Le daremos un par de vueltas mezclándolo todo.


Por último, calculamos 5 partes de agua, por 1 de arroz, recordad que se trata de un arroz caldoso. La incorporamos, y cuando rompa a hervir, añadimos el pescado que teníamos reservado y corregimos de sal


Ahora se trata de cogerle el punto al arroz. Al ser un arroz caldoso, deberemos vigilar hasta conseguir un grano al dente, o un poco más crudo (pero poco). Al ser caldoso, mientras servimos, acabara de hacerse. Hay que ir alerta, o se pasará.

A la hora de servirlo, a mi me gusta poner el pescado a parte, así cada cual se coge el que tiene ganas.

Buen provecho.






1 comentario: