miércoles, 2 de noviembre de 2016

Estofado de pollo y albondigas





Este es uno de los platos que en casa no puede fallar al cabo de la semana. Yo lo hago como siempre lo ha hecho mi madre (y es que como una madre no hay nada, ¿verdad?). ¿Y cómo lo hace ella? Con verdura, mucha verdura. En esta ocasión faltó un par de alcachofas, pero no disponía de ellas y no se las puse.

Ingredientes:

1 cuarto trasero de pollo,
12 albóndigas
3 patatas rojas (se deshacen menos)
1 cebolla,
150 gr de judías anchas
150 gr de calabaza de invierno.
1 carlota grande o dos pequeñas,
200 gr de champiñones.
7 u 8 dientes de ajos.
Una cucharada de pimienta negra
6 o 7 granos de clavo
2 cucharadas de pimentón
4 hojas de laurel
1 cucharada de colorante alimentario.
6 cucharadas de Aceite de oliva virgen extra
Medio vaso de vino blanco.




A mi me gusta organizarme y preparar todos los ingredientes antes de ponerme con las manos en la masa. No siempre tengo tiempo, por lo que muchas veces voy preparando a la vez que cocino, pero ayer fue día de "todos los Santos" y pude entretenerme y disfrutar.



Preparación:

Esta receta no tiene misterio, simplemente se trata de ir añadiendo ingredientes por orden, según sea  su tiempo de cocción. Ojo, mi mujer no soporta encontrarse la cebolla en el plato, por eso, casi siempre, tengo que rallarla, pero no es necesario.

En primer lugar, en la olla que vamos a utilizar para hacer el estofado (en mi caso olla exprés), agregamos el aceite, y cuando esté caliente, sofreímos las albóndigas que previamente habremos enharinado y las reservamos (si no, se nos desharían).




Una vez las tenemos apartadas, en el mismo aceite iremos aportando cada uno de los ingredientes que he nombrado anteriormente por orden.

Primero el pollo, que habremos cortados en trozos. Le damos un par de vueltas en el aceite

A continuación iría la cebolla, pero como la tengo rayada, la incorporaré más adelante.

Seguidamente, cuando el pollo haya empezado a tomar color, añadimos las judías en trozos de 4 o 5 cm y los ajos.


Continuamos con la carlota, a mí me gusta a rodajas, pero esto va a gustos,


Cuando todo lo anterior esté pochado, incorporaremos la patata cortada en trozos irregulares. A mí me gusta romper un poco la patata en el corte, para conseguir espesar el caldo resultante.



Ahora es el momento de añadir la cebolla rayada, sino la hubiéramos rayado, la hubiésemos tenido que añadir después del pollo.

Por ultimo añadimos la calabaza y los champiñones, cortados en trozos de 3 o 4 cm. Estos dos ingredientes necesitan muy poco tiempo de rehogo.


Una vez lo tengamos todo rehogado, incorporamos las especies, sal,  las albóndigas que teníamos reservadas, el vino blanco y agua hasta cubrirlo todo. Tapamos la olla exprés y dejamos cocer 10/12 minutos desde que empieza a salir el vapor.

Una vez pasado este tiempo, dejamos enfriar hasta poder abrir la olla. Comprobamos el caldo, si vemos que tiene demasiado, podemos darle un último hervor con la olla abierta para reducirlo un poco, rectificamos de sal y listo. Ya tenemos preparado un plato estupendo para estos días de frío que nos esperan este próximo invierno.

Por cierto, hoy, con lo que sobró, me he preparado unos tallarines espectaculares, "de trellat".





No hay comentarios:

Publicar un comentario