jueves, 24 de julio de 2014

Pebrereta



Se trata de la receta típica por excelencia de la Vila Joiosa.

La pebrereta es un plato de temporada, únicamente se elabora en los meses estivales, ya que para su elaboración se emplea la "calabaza de verano vilera".

Es tanto el orgullo que sienten los vileros por esta receta, que todos los años organizan un exitoso concurso con gran número de participantes. En este enlace podeis ver un reportaje sobre este evento:
Concurso de pebrereta

Otros de los ingredientes básicos de este plato es el sangatxo. Se trata del salazón que se obtiene de la parte más oscura del atún. La receta original se elabora con este salazón, pero, al ser un plato tan consumido en verano, este salazón se va sustituyendo por conejo, costilla de cerdo o magro, para variar los sabores. Con cualquiera de  ellos, esta receta esta buenísima. Además, se trata de un plato que se conserva muy bien en la nevera, y que reposado, gana mucho.


Ingredientes:

350 gr de sangatxo
700 gr de "calabaza de verano vilera"
2 pimientos de asar y 4 italianos hermosos



6 tomates maduros
300 cl de aceite
6 o 7 ajos
un manojo de perejil
unos piñones (la receta original no lleva, pero así es como lo hace mi madre, así es como lo hago yo)
sal
agua

Elaboración:

Lo primero es preparar todos los ingredientes. Para ello cortaremos el sangatxo en dados de unos 2 cm, y lo dejaremos en remojo con agua durante 6 horas, con el fin de desalarlo.

Cortaremos los pimientos en trozos de unos 2 o 3 cm, pelaremos y limpiaremos de semillas la calabaza y cortaremos también en dados del mismo tamaño. El tomate lo picaremos y machacaremos ligeramente el perejil y los ajos en un mortero.



Una vez tengamos dispuesto todos los ingredientes, podremos empezar a cocinar.

Agregamos el aceite a una cazuela, sofreímos el pimiento y lo retiramos. Hacemos lo mismo con la calabaza. Una vez sofritos y retirados, ponemos el fuego fuerte y sofreímos el sangatxo bien escurrido y los piñones. Le damos dos vueltas, agregamos una cucharada de pimentón, le damos dos vueltas rápidas más (ojo que no se queme el pimentón), y añadimos el tomate. Bajamos el fuego al mínimo, añadimos los ajos y el perejil machacados y dejamos que sofreír lentamente. Cuando obtengamos una salsa caramelizada, agregamos la calabaza y el pimiento que teníamos reservado, ponemos un poco de agua (sin que llegue a cubrir), y dejamos cocer lentamente. Vigilaremos el punto de la calabaza pinchándola con un tenedor, debe quedar blanda, pero sin que llegue a deshacerse.








Si observáis, en ningún momento he salado nada, y es que el sangatxo de por si ya añade mucha sal, por eso no salo nada. Al final de la cocción, pruebo la pebrereta, y es entonces cuando corrijo la sal.

Listo, ya tenemos preparado el plato por excelencia de la gastronimía vilera. Buen provecho.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada